Saltar al contenido

Arona incorpora a seis nuevos oficiales y prepara a la Policía Local para el primer aumento de plantilla en una década

Fachada Ayuntamiento Arona

–  La oposición y cinco concejales del PSOE impidieron esta mañana la celebración del pleno extraordinario del Ayuntamiento de Arona, votando en contra de la celebración del mismo en el Centro Cívico de Cabo Blanco, en una clara estrategia para intentar bloquear el municipio y perjudicar así a todos los vecinos y vecinas. Más cuando los puntos a tratar eran de vital importancia para el futuro turístico y económico de Arona.

–  Lo ocurrido esta mañana no es más que una muestra de frustración al no haber prosperado la expulsión del alcalde de Arona, elegido democráticamente en las urnas. Ahora, el juego pasa por entorpecer el órgano donde se toman las decisiones que benefician toda la ciudadanía de Arona. Los mismos que hablan de una supuesta parálisis son los que intentan que el municipio se paralice con este tipo de acciones. No se puede pedir democracia y no practicarla. La gobernabilidad de un municipio compete a todos, tanto a gobierno como a oposición.

nuevos agentes durante este mes de marzo, lo que supone el primer aumento de personal desde hace más de una década. El número de oficiales de la Policía Local de Arona asciende ahora a 13, en una plantilla con 140 efectivos en total.

El alcalde de Arona, José Julián Mena, hizo hincapié en el compromiso del grupo de gobierno desde su anterior mandato con la mejora y modernización de la seguridad ciudadana, “una reivindicación histórica de nuestro municipio. No solo hemos ampliado la plantilla de la Policía Local por primera vez en más de diez años, sino que seguimos trabajando para perfeccionar la estructura interna del cuerpo, beneficiando así a toda la ciudadanía, así como dotando a los agentes de mejoras medios materiales”.

Una clara estrategia de intento de bloqueo del municipio por parte de la oposición y cinco concejales socialistas. Esto es lo que se evidenció esta mañana en el pleno extraordinario del Ayuntamiento de Arona, después de que no se aprobara la propia celebración de la sesión plenaria en el Centro Cívico de Cabo Blanco con 14 votos en contra, una abstención y 7 a favor. Con lo cual, el pleno quedó suspendido sin que los dos puntos del día, de vital importancia para el municipio y sus ciudadanos, pudieran tratarse.

A los nueve votos en contra de CC, PP, Ciudadanos, Sí Podemos Arona y no adscritos, y una abstención de Ciudadanos por Arona, se sumaron los votos en contra de 5 concejales del PSOE, rompiendo así la disciplina del grupo y del Partido Socialista. 

Lo ocurrido esta mañana no es más que una muestra de frustración al no haber prosperado la expulsión del alcalde de Arona, elegido democráticamente en las urnas. Ahora, el juego pasa por entorpecer el órgano donde se toman las decisiones que benefician a los vecinos y vecinas de Arona. Los mismos que hablan de una supuesta parálisis son los que intentan que el municipio se paralice con este tipo de acciones. No se puede pedir democracia y no practicarla. La gobernabilidad de un municipio compete a todos, tanto a gobierno como a oposición. Y esta última debe ser constructiva en su fiscalización, y no ir en contra del bien común de los vecinos y vecinas de Arona. 

Más cuando los puntos a tratar en el pleno extraordinario de hoy eran vitales para el municipio. El primer de ellos, la aprobación de la modificación de los estatutos de la Asociación de Municipios Turísticos de Canarias (AMTC) para constituir a la asociación como central de contratación. Sacar adelante este asunto era imprescindible para que Arona pueda optar a las subvenciones y ayudas europeas, máxime en esta situación de crisis turística y económica a causa de la pandemia por coronavirus. 

El segundo, de materia urbanística, era la aprobación del convenio suscrito entre la Consejería de Transición Ecológica, lucha contra el cambio climático y planificación territorial del Gobierno de Canarias para que sea la Comisión Autonómica de Evaluación Ambiental quien se encargue de evaluar todos los procedimientos sobre los instrumentos de ordenación urbanística del municipio, ya que el Ayuntamiento carece de un órgano ambiental propio. Sin la aprobación de este punto, se vuelve a ir en contra de los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Arona, pues no se pueden sacar adelante los instrumentos de ordenación. 

El pleno extraordinario se convocó el miércoles 10 de marzo a las 15.00 horas y ese mismo día se trasladó su convocatoria a los portavoces de todos los grupos políticos. 

Noticias en otros municipios

Adeje

Granadilla de Abona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.